Ni moto GP ni F1, los verdaderos campeonatos de constructores se disputan en las reuniones de amigas/vecinas/familia/compañeras de trabajo o en parques y salidas de guarderías. Es donde cualquier publicista tendría la lluvia de ideas más productiva de la historia. Y es que no se que nos pasa con el carro, que no sucede con el resto de artículos de puericultura. Lo único que se saca en claro es una cosa y no es como elegir el carro del bebé, el mejor es siempre el tuyo. A no ser que para el segundo hijo compres otro y entonces si te apetezca sacar la ponzoña sobre el primero.

Pobres las primerizas a las que se le ocurra pedir opinión en este sentido… Nunca van a sacar nada en claro y se van a aprender más nombres que con el catálogo de Ikea… Que si el Winnie, el Booguieboo, el Iggy-Pop, el Patrix, el Black Mamba… Y tendrán un máster en imprescindibles prestaciones. Como por ejemplo, poder pasear por la playa en Madrid, tener un soporte para latas de refresco, una cesta con medio litro más de capacidad fiuuuu, o incluso un utilísimo pulsometro. Y extras a pagar aparte tan molones como la mosquitera que jamás de los jamases usaremos. O también unas fundas para el manillar, utilidad, no se sabe.

Bueno ahora que os he soltado la charla y sabéis lo que opino del excesivo consumismo en materia de infancia vamos a ponernos aún más serios y os voy a contar lo que yo creo que son cosas a tener en cuenta a la hora de comprar un carro.

Como elegir el carro del bebe:

  • Comodidad para el peque: Fundamental, pensad la cantidad de horas que van a estar ahí. Aseguraos que el tamaño donde el peque irá sea el adecuado, a veces es difícil calcular esto a ojo, así que no os de ninguna vergüenza llevar medidas aproximadas de referencia a la hora de la compra. Buscad que los arneses sean regulables, los tejidos sean lo más transpirables y cómodos posibles. Que la capota y estructura les cubra lo máximo posible del sol directo o del viento en invierno. Ojo, les cubra, no que les tape (no los llevéis en la burbuja de plástico a poco que se levante un poco de aire por favor). Que la silla se recline totalmente o el reposapiés se regule.
  • Localizar vuestras necesidades y hacerlas primar ante todo: Podéis hacer una lista, en plan…necesito que pese poco porque tengo problemas de espalda, el ascensor de mi edificio es muy estrecho, tendré que subir y bajar escaleras, el maletero del coche es muy pequeño, etc… Descartar todo lo que no cubra esas necesidades, no empecéis a pensar en plan… bueno el que me gusta no cabe en el ascensor, pero vivo en un primero, puedo bajar escaleras… o justificaciones de este estilo o a la larga os arrepentireis.
  • Precio: Si bien lo que prima es la seguridad, esto más que nada hay que tenerlo en cuenta en los tríos que incluyen la silla de seguridad para el coche. Aunque yo os recomendaría comprar un dúo y el sistema de retención infantil, a parte. Los dúos raramente no van a ser seguros. Si os gusta por estética el más caro, valorar si os merece la pena. Es absolutamente lícito que compréis el que queráis con los criterios que queráis, estaría bueno. Pero hay que tener claro que el hecho de que cueste el doble, no significa que sea el doble de bueno. En ocasiones puede incluso ser igual o peor, en lo que a calidad se refiere. Pero en resumen, si estáis indecisos entre varios carros con características similares, no lo dudéis, comprar el más barato.
  • Seguridad: Como os he dicho antes si es un trió informaros bien sobre la seguridad de la silla para el automóvil. Tener en cuenta también que la silla recline lo suficiente para que no se le caiga la cabecita al peque. Que tenga unos reductores adecuados. Y que se adapte bien a vuestro coche, lo mejor es siempre acudir a establecimientos donde os las prueben. Recordad que el capazo, por muy homologado que este, es un sistema inseguro para viajar. Que lo mas seguro es viajar a contramarcha hasta, al menos los 4 años. Y a partir de ese momento, todo lo que se pueda. Tener también en cuenta que podéis comprar un dúo y la silla por otro lado.
  • No comprar un modelo recién sacado al mercado: Y no me refiero a la edición 2013, 2014 o deluxe o algo que ya se vendiera en otros países. Me refiero a que modelo en si sea novedad, es el mismo criterio que a la hora de comprar un automóvil. Los carros nuevos os vais a hartar de verlos, los van a llevar todas las famosas de turno. Los van a sortear en todas las webs y tiendas de puericultura y vais a ver millones de reseñas. Pero estos carros no están realmente testados a fondo y nos podemos encontrar que, tal pieza falle al año, que las partes lavables pierdan color con el tiempo, que sea apto hasta los 24kg y después resulte que el respaldo con este peso se descuelga, etc… Son fallos que salen con el tiempo y que pueden entrar en garantía o no. El arreglo solo nos traerá molestias, como prescindir del carro desde unos días hasta unas semanas o tener que pagar aún más. Lo lógico es que cuando lleven un tiempo en el mercado la marca esté al corriente de los fallos y estén subsanados la mayoría.
  • Mejores características: De todas formas en general se necesiten o no, siempre son características beneficiosas. El hecho de que pese poco, se pliegue fácilmente y quede lo más pequeño posible, sea cómodo para subir escaleras. Que el manillar sea corrido para un manejo mucho más fácil con una mano. Sea completamente desenfundable, el manillar sea regulable en altura (en nuestro caso el papa mide 10cm mas que yo, un manillar a la misma altura no nos puede resultar igual de cómodo). Siempre que estas características no entren en conflicto con la comodidad del peque. Luego hay características secundarias que debéis inspeccionar bien. Es el caso por ejemplo de la capacidad de las cestas, un carro puede tener una capacidad de 10 litros en la cesta y ser super accesible mientras que otro puede tener una capacidad de 15 litros y tener un montón de barras encima que la hagan incomodisima de usar.
  • Pensar si compraremos una silla de paseo y cuando lo haremos: En la mayoría de los casos se termina por comprar una silla de las llamadas de paseo, ligeras, de paraguas o de tijera (por su forma de plegarse habitualmente). Normalmente serán menos estables que la que trae nuestro carro original cuya estructura es más fuerte. Pero la gente opta por ellas por la comodidad que ofrecen a la hora de usarlas, incluso en algunos casos, para preservar el carro en caso de querer tener más hijos. En realidad el carro debería aguantar sin problemas varios usos, la única diferencia es que con el tiempo no tendrá aspecto de nuevo, estará desgastado, arañado e igual hay que cambiar elementos como las ruedas. Pero eso no significa que no esté en perfecto estado para aguantar. Así que plantearos si vais a comprar una de estas sillas y cuándo y podréis valorar mejor si un desembolso muy alto os va a merecer la pena, o no.

Como no, si no es bastante difícil saber como elegir el carro del bebe , hay miles de términos para designar todo lo relacionado con el. Encima cada uno los usa para lo que quiere… Aun recuerdo la primera vez que fuimos a informarnos sobre este tema… la cara de pocker que se nos quedó… Os haré un resumen para que no flipeis como nosotros.

Diccionario de terminos par padres novatos:

  • Estructura/chasis/bastidor: es la estructura metálica donde irán enganchados los accesorios intercambiables que nombramos a continuación. Incluye el manillar, la cesta y todos los accesorios relacionados con la movilidad, como ruedas o freno. Se puede plegar como un libro o como un paraguas y en raras ocasiones no se pliega, si no que se desmonta. Las ruedas también pueden desmontarse en algunos casos.
  • Silla de coche/grupo 0/portabebe/silla de seguridad/huevito/sistema de retención infantil: Si señores, todos estos palabros para definir la misma cosa. Dícese del sistema de seguridad que instalaremos en nuestro automóvil y que viene incluido en muchos tríos. Habrá muchos que os parezca lo más normal, pero es indescriptible la cara que se nos quedó cuando la dependienta nos dijo que necesitábamos un huevito. Como las sillas de seguridad merecen varias entradas ellas solas, puesto que su elección es infinitamente más importante que la del carro, ya hablamos otro día.
  • Cuco/capazo: Donde va el bebé los primeros meses. Los primeros meses es aconsejable que estén tumbados para la espalda. Si es cómodo y transpira bien se puede usar incluso de cuna y evitar la compra del moisés, que para mi gusto es un trasto (otro día hablamos de esto también). Los capazos blandos suelen ser más cómodos para el bebé y también más fáciles de transportar.
  • Silla: La silla es el accesorio de paseo que todos conocemos, donde ira el bebé en el momento que pueda estar más incorporado y tenga ganas de conocer el mundo. Puede ser fija hacia delante o en algunos modelos se puede intercambiar y poner también mirando hacia la persona que lleva el carro.
Seguramente se me pasen muchas cosas, pero bueno, espero haberos ayudado un poco. Igual esperabais que hablase modelos y os dijese los cuales son los mejores carros del mercado. Esto, aunque veais muchas entradas de este tipo, es imposible, porque las necesidades de todos los padres no son iguales. Así que no hay un “mejor carro” para todo el mundo. Por otro lado mis consejos están escritos bajo mi punto de vista, primando la seguridad y la economía. Eso no quiere decir que no me parezca perfecto que elijáis un carro mas caro por que os guste el diseño, como dije antes es totalmente lícito. Lo importante es que quedéis conformes con la compra.
Un abrazo para todos!!!