Bueno igual este truqui ya lo sabíais muchas, pero bueno con que haya una mami que no lo sepa, habrá valido la pena la entrada. El truco consiste en como aprovechar el total de un producto cuyo envase sea formato tubo. Creo que nos puede ser útil sobre todo ahora, que muchas cremitas de bebe vienen envasadas así. El ejemplo que os voy a poner es con lo que tenia por casa gastado, pero creo que valdrá para haceros una idea.
 Si es como un tubo de pasta de dientes, pues ya sabéis que haciéndole las típicas dobleces el envase se puede romper en los picos, lo que va a permitir que entre aire y con el bacterias, o que salga producto al exterior, se estropee y acabe corrompiendo el resto que queda dentro, eso es algo que sobre todo en las cosas del bebe no queremos que pase.

Tenemos por un lado el típico truco de apretar con el cepillo de dientes para juntar todo el producto hacia la entrada del tubo.
O también podéis hacer este inventillo casero, es muy fácil, cogéis dos bastoncillos, le quitáis el algodón para que no se ponga guarrete, colocáis dos gomas en los extremos bien apretadas y ya tenéis un pasador casero. Impide que el producto vuelva al “culo” del tubo y se va recogiendo todo siempre hacia delante, cuando el pasador este en el tope, cortáis por ahí y seguro que dentro hay para una vez mas. Hay pinzas de estas para los alimentos que también nos sirven para lo mismo, incluso una horquilla larga del pelo si la pillamos en el extremo abierto con una goma, un par de palitos de helado… eso ya al gusto y al ingenio de cada una.

Si el tubo es algo mas grueso o con tapa dura, lo anterior no nos vale. Aunque apretéis y no salga mas, no os penséis que se ha gastado del todo, dentro siempre queda algo, así que buscad unas tijeras y a cortar se ha dicho!!!

Cortar el tubo un poco mas arriba de la mitad, siempre con precaución  y ahora mirar dentro.

Espero que se aprecie bien en la foto, por que es transparente, es que es lo que tenia a mano para hacer el ejemplo, a pesar de ser un producto muy liquido y estar siempre escurriendo boca abajo, aun queda para dos o tres usos, imaginar algo mas espeso y guardado horizontal en un cajón, por ejemplo. Ya veis la cantidad que se puede desaprovechar. Bien, ahora esto que es jabón y lo vamos a finiquitar enseguida, se puede quedar así, pero algo que sea mas delicado no, así que usamos el otro trozo que hemos recortado de tapa.
Pero como veis queda un poco abierto, esto no nos interesa, por lo mismo que hemos dicho antes, entra aire y el producto se contamina y se estropea, así que vamos cortando hasta que encaje bien.
Cuando encaje del todo ya solo tenemos que usar la parte de arriba como tapa y abrir para sacar la cantidad que necesitemos, en el caso de cremas y similares siempre con las manos limpias, por que meter el dedo no es tan higiénico como sacar del tubo.
Que vemos que es imposible cerrar bien, pues muy sencillo, un poco de film transparente y una goma, por que el film al platico no se va a quedar pegado y listo.

Bueno espero que os haya sido útil y si no lo hacíais ya, lo pongáis en practica, hay cosas a las que les he sacado mas de 10 usos extra cuando ya no salia nada apretando y bueno, supone un ahorro ahora que vamos a tener tantos gastos.
Si tenéis algún truco similar no dudéis en contárnoslo, un beso a tod@s!!!