El mundo de la puericultura si tiene una peculiaridad es que no es nada barato, el mundo del juguete por lo tanto tampoco lo es. Los bebes no saben de marcas ni de anuncios, en realidad ellos no son exigentes en este sentido, solo quieren que las cosas suenen, se muevan, tengan luces y diferentes colores y texturas, así que hay muchos elementos del entorno que les llaman la atención.
Al pirata si hay algo que le gusta son los ruidos y las luces de colores. Tenemos una manta de actividades, que le regalaron nuestros amigos, que le encanta, pero no tiene nada para interactuar con los pies, así que el otro día pensando se me ocurrió la siguiente solución, unos calcetines sonoros. Había visto algo en una jugueteria, pero al comprobar el precio se me quedaron los ojos como platos.
La solución resulto ser mucho mas económica y la comparto con vosotros por que el resultado, al menos para el pirata, a sido muy bueno, ¡Le encanta su nuevo juguete!

Simplemente use un par de calcetines del paquete que compre en Primark y costo 2€, unos cascabeles que he comprado en un “todo a 100” y han costado 0,49€ y aguja e hilo que tenia por casa. Por un precio que no llega a 2,50€ y 5 minutos de tiempo, tengo un sonajero para pies y aun me sobran 2 cascabeles mas y 3 pares de calcetines.
Los cascabeles también los podéis comprar en mercerías y tiendas de abalorios y si queréis que suene mas, podéis coser todos los que querais.

Bueno espero que os haya gustado, ¡Un beso a todos!.