He visto esta fotografía en una recopilación de imágenes antiguas de la vida cotidiana en mi pueblo, no se el autor para poder ponerlo, si logro averiguarlo os contare algo mas.

Me ha encantado la naturalidad con que esta madre (o madre de leche) da el pecho a su pequeña, la tranquilidad que ambas transmiten. Hace casi un siglo que las retrataron y sin embargo muestran la lactancia sin una necesidad reivindicativa, sin sentir la presión de tener publico o de que la pequeña sea demasiado mayor.

Es cierto que yo soy la primera, que siempre dice que si no hacemos las cosas como antes es por que hemos evolucionado. Pero en este caso, tengo la sensación de que ocurre todo lo contrario y no por el hecho de dar el pecho, si no por la forma en que nos cuestionan y nos cuestionamos, nosotras mismas, entre nosotras y nuestro entorno.

Hemos perdido el poder del insisto, es cierto que no es fácil creer en el, en nuestro siglo, con la velocidad de la evolución que se le supone, con los manuales de consulta para todo, con internet y todas las experiencias vertidas en el, que no son las nuestras, pero que lo parecen.
¿Como va a estar nuestro instinto de personas normales por encima de la evolución de la sociedad, de la evolución de la pediatría y la puericultura?.

Pues en lo básico de la vida lo esta, por que también es parte de la evolución, por que lleva milenios mejorando mientras se transmite de padres a hijos, lo llevamos en los genes, así que ¿Por que no confiar en el?.

Ojala todos podamos transmitir esta tranquilidad siempre, durante todo el proceso de nuestra maternidad/paternidad y durante todo el proceso de nuestra vida.

12665880_1770829769818841_427265375_n