Ya os conté por Facebook que había llegado a mis manos este libro, del doctor Isidro Vitoria Miñana, el titulo ya me mato, fue ver la palabra “mitos” y ya os imagináis los que me conocéis un poco mejor que me dio donde me duele. Así que aprovechando esas vacaciones de Agosto que no he tenido… Le he dado un buen repaso.

La verdad que nada mas verlo mi primer pensamiento fue, “¿Donde están todas esas ilustraciones super moñas de bebes con gorros de ganchillo y embarazadas sentadas en campos de margaritas que acompañan cualquier guía del bebe que se precie?” La respuesta es que no están, por que en el libro hay contenido, hay algunas ilustraciones y casillas que amenizan la lectura, pero no las suficientes como para rellenar paginas enteras y hacer un libro con gigantismo y poco contenido interesante, como suele darse frecuentemente en estas guías. En este sentido me dio una muy buena primera impresión.

Por mas que la primera impresión sea la que cuenta, el contenido tenia que estar acorde y como no os voy a dar una chapa y desvelaros el libro entero, lo que voy a hacer es contaros una pequeña reflexión personal a la que no dejo de dar vueltas estos días. Yo sigo muchos blogs y paginas de maternidad y creo que este verano he llegado a mi limite de hartazgo con los encarnizados debates entre madres que dan leche materna, las que dan leche artificial, las que colechan, las que no, las que portean, las que no, las que piensan que llevar a un niño a la guardería es hacerlo mas disciplinado y sociable, las que piensan que las guarderías son sitios donde abandonar a los niños mientras se trabaja y por supuesto los seguidores de, sin nombrar a ninguno de los dos, los dos doctores con libros editados en España mas famosos y que se contradicen absoluta y constantemente haciéndonos perder la fe en sus respectivas disciplinas. Tan harta estoy que he dejado de leer y comentar. Por que las madres que dan pecho son tan frías a veces con las que no y por que las que acuden a la lactancia artificial están siempre tan a la defensiva, son cuestiones que no termino de comprender.

Yo por supuesto tengo mi opinión y me decanto absolutamente por seguir cada uno su instinto y luego cada uno que llame a esa corriente como quiera. Así que comencé a leer el libro toda angustiada pensando que corriente seguiría el doctor Miñana y lo primero que busque en el indice fue el tema clave, lactancia materna.
Nada mas comenzar a leer me di cuenta de que su escuela es el respeto, habla de todos los incuestionables beneficios de la lactancia materna, el pecho a demanda, problemas que pueden surgir e indicativos de los mismos y nos recomienda acudir a los grupos de lactancia, pero también nos cuenta que es una decisión personal y un aprendizaje, los problemas que pueden hacer que desistamos, como se ha trasmitido (o dejado de trasmitir) el saber a lo largo de los años y no deja abandonados en su libro a los padres que deciden usar la leche artificial, dándoles también unas pautas para alimentar a sus peques. Sin imposiciones.

El libro no es una guía al uso llena de cosas que todos hemos leído mil veces y sabemos de sobra, es mucho mas profundo, me atrevería a decir que es un libro informativo escrito en un lenguaje coloquial y cercano a los padres, desde un punto de vista muy respetuoso como ya he dicho, que puede resolver muchas dudas y tranquilizar en ciertos momentos usándolo como guía de consulta.

Y ahora vale de ponerse serios (si, estoy muy enfadada con las guerras de padres), lo que mas mola (si, me encantan las palabras horteras y abusar de los paréntesis), son las casillas de los mitos, donde se anuncia “mito”, ahí van mis ojos directos, ya sabéis, luna llena, bebes peludos, ardores… También me ha encantado la forma tan amena en la que esta escrito, estas leyendo un apartado muy interesante sobre el sueño del bebe y en la pagina siguiente te encuentras una recopilación de nanas del cancionero tradicional español y te da por sonreír, por que recuerdas algunas que te cantaba tu abuela. También esta amenizado con parrafos de otros libros, estrofas de canciones y citas, etc…

La verdad sin menospreciar a nadie del gremio, pero con todos los problemas que hemos tenido con la alimentación y las alergias del pirata, me hubiera gustado poder sentarme un ratito a charlar con este señor que ademas, según tengo entendido, trabaja en la unidad de nutrición infantil del hospital La Fe, en Valencia.

Y para finalizar los novatos y el pirata os damos las buenas noches y os animamos a contarnos vuestras experiencias con los libros relacionados con la maternidad.

¡Un beso para tod@s!