Como os dije en la ultima entrada de imprescindibles que os haría una entrada mas detallada de estas mantecas y lo prometido es deuda pues, aquí va:

Yo no soy muy fan de las mantecas por que suelen ser muy pesadas, tardan en absorberse y dejan un acabado graso, al menos las que yo había probado. Había pasado muchas veces por el stand donde están estas y siempre las olía pero no me comparaba ninguna, hasta que un año, el papi novato me regalo una por Reyes y ¡Menudo descubrimiento!. A mi que todo me va mal y me hace reacción, que he desechado muchísimas cremas de farmacia especificas para mi problema por que solo lo empeoraban, como me iba a imaginar que una manteca de perfumería, me iba a dar tan buen resultado.
Estas que veis en la foto son las 4 ultimas que tengo, fresa y frambuesa (que huele que te mueres a petit suise), te verde y limón (fresquista, huele genial), leche de coco (no tiene el olor a coco pesado que tienen otras) y flor de algodón (esta no la he abierto aun) las venden en las tiendas de Sephora, os dejo el buscador de tiendas aqui.
Estas mantecas vienen en tarros de 200ml y tienen un precio de 11.95€ si no recuerdo mal, aunque a veces en la campaña de precios locos que suele ser en Agosto las ponen a 4€. Últimamente han cambiado la colección, las que veis a la derecha y arriba son las antiguas y la de abajo a la izquierda es nueva. Aun no la he estrenado pero la dependienta me juro y perjuro que la formula no ha cambiado, solo el packaging, espero que sea verdad…
Por dentro son como veis en la foto, esta de coco es blanca pero el resto tienen colorantes, son muy espesas (de ahí su nombre), con un aspecto untuoso y vienen cerradas con una tapa metálica para asegurarnos que nadie mete el dedete antes que nosotros.
No se si lo podréis apreciar en las fotos,  la textura es untuosa, pero una vez aplicado se extiende genial y no deja brillos, como dejan por ejemplo los body milk o la crema de aceite de oliva de Delyplus, ni sensación grasa, pero si un aspecto jugoso y saludable en la piel, fijaros la cantidad tan grande que usado en la primera foto y en la segunda, que solo han pasado unos segundos, ya se lo ha absorbido todo. Yo os aconsejo que la extendáis rápidamente en la piel para no usar mas cantidad de la debida y después una vez extendida empecéis a masajear. Como ya he dicho a pesar del perfume no me han hecho ninguna reacción y encima el olor es una pasada, puedes usarla por la mañana y cuando vayas a la cama aun lo notaras.

 

Ademas tienen otra cosa que me encanta, es el diseño de los tarros, yo los lavo y los reutilizo (ya sabéis que tengo diogenes para estas cosas) para apilarlos unos encima de otros con accesorios para el pelo, por ejemplo, como podéis ver en la foto y así tenerlos ordenados, en vez de dando vueltas en el cajón. O también para guardar el jabón casero después de la ducha. Los nuevos creo que son opacos que me gusta menos, pero bueno…yo los seguiré dando uso.
Espero que os guste la entrada, aunque no sea muy de maternidad, pero bueno, creo que tampoco esta de mas en el blog.
Y que dejéis vuestros comentarios, ¡Un besos a tod@s!