Hace unas décadas lo normal era desear que el primogénito fuera varón, el hombre de la casa, podría trabajar, no necesitaba ajuar como una mujer, etc, etc… Ahora que, gracias a Dios, nos vamos librando de esa mentalidad, parece que esta de moda preferir una niña, vamos a analizar el por que. Hay dos poderosas razones, las niñas son mas salás y ademas la ropa de niña es mas bonita. !!!Ole, ole y ole!!! !!!Que gran paso evolutivo si señor!!!

Una vez dicho esto os cuento que nosotros no tenemos ninguna preferencia respecto al sexo del bebe y por causas del destino en la semana 29 aun no sabemos que sera. En la primera ecografia de las 20 semanas, que en realidad nos hicieron en la 18, la doctora nos dijo que estaba de espaldas con los muslos apretados, nosotros pensamos que lo mas seguro es que no nos dijeran el sexo del bebe ese día, pero para nuestra sorpresa nos afirmo que era un niño. Salimos de allí y se lo contamos a toda la familia, semanas después en otra ecografia nos dirían que era niña, pero sin asegurarlo 100%, así que en resumen, no sabemos aun que es. Pero ahora nos vamos a centrar en el periodo de tiempo en el creíamos con total seguridad que era un niño.

Tía lejana: ¿Bueno, sabéis ya que es?
Yo: Si, niño.
Tía lejana: Ay que pena…
Yo: Perdona pero no veo donde esta la pena…
Tía lejana: Bueno es que las niñas son mas graciosas.
Yo: Bueno pues tu fuiste niña y de graciosa no tienes un pelo.
Tía lejana: Jijiji, jajaja (risa falsa), bueno pues adiós.

Yo ya no pude decir mas por que no salia de mi asombro, pero ahí no acabo la cosa, no señor, el mismo día por la tarde:

Conocida: ¿Que tal? ¿Ya sabes que es?
Yo: Si, niño.
Conocida: Bueno que se le va a hacer…
Yo: ¿Que se le va a hacer de que?
Conocida: (Sin venir a cuento) No si para niño ahora también hay cosas muy graciosas.

Así sucesivamente, toda la tarde, con varias conocidas y familiares lejanos del pueblo. Después llegas a la tranquilidad de tu casa creyendo que nadie mas te va a molestar y entonces:

Prima: Joe ya me ha dicho tu madre que es niño.
Yo: ¿Bueno, y que pasa?
Prima: Nada es que yo quería que fuera niña.
Yo: ¿Y lo que tu quieras tiene relevancia?
Prima: No joe, si no pasa nada.

Pues claro que no pasa, es que solo le falta a la gente darme el pésame por que es niño. Al parecer nunca sera gracioso y estará destinado a vestir cosas monas, pero nunca a la altura de las de una niña…

Ahora que, las conversaciones mas curiosas, dignas de un guantazo con la mano abierta, han venido después, cuando hemos tenido que explicar que aun no sabemos que es, pero eso ya lo contare en el capitulo 3.

Por cierto, mañana tengo una ecografia, creo que por fin se revelara el misterio, aunque creo que, a estas alturas, ni el papi novato ni yo tenemos mucho interés en que el secreto sea desvelado. Ya os contare. ¡¡¡Besos para todas!!!