Bueno pues voy a finalizar esta serie de anécdotas (mas o menos tod@s conocereis nuestras andanzas con el sexo del pirata) con esta entrada de hoy en la que os voy a contar, tanto la burrada mas grande que se le ocurrió decirme una  de estas personas, que encima ya de antes no te caen especialmente bien, como la frase mas repetida después de saber que era niño (ya veréis como incluso os suena).

El día antes de ir a la eco donde me confirmarían que lo que viene dentro de un mes es un pirata en toda regla, nos pasamos el papi novato y yo por mi trabajo, en el cual ya estoy de baja, a mirar unas cosillas que nos hacían falta. Después de chopocientos mil saludos a compis, tropecientas mil preguntas de “¿Ya sabéis lo que es?” y sus tropecientas mil explicaciones correspondientes, varias tocaduras de tripa, a mas de uno le falto pasarme un cupón de la once, y algún saludo falsete y forzado del jefe de turno. Logramos llegar a caja para pagar… Y entonces… Allí estaba ella, la típica compañera criticona que solo abre la boca para decir algo que sabe a ciencia cierta que te va a sentar mal, digo compañera, por decir algo, por que ella no se siente así, es la típica persona que tiene un cargo chorra y se cree por encima del resto, algo del palo, soy la jefa de colocar estanterías, por supuesto todo el mundo pasa de ella y de su cargo de pacotilla, pero a ella le da igual (venga, que seguro que sabéis de lo que hablo, alguien así no puede faltar en hábitat de un lugar de trabajo que se precie…). Ambas hicimos un quiebro para no tener que saludarnos, pero ¡Mierda! Lo hicimos hacia el mismo lado… Así que no quedo mas remedio que mantener la fabulosa conversación que paso a relataros a continuación:


Tía odiosa: ¡Hombre! ¿Que tal? ¿Que haces por aquí?
Yo: Bien gracias, comprar.
Mi subconsciente: Que voy a hacer idiota…¿ Es que no lo ves?
Tía odiosa: Bueno ¿Ya sabes lo que es?
Yo: No.
Tía odiosa: ¿Y eso?
Mi subconsciente: Otra vez lo mismo…
Yo: Bla bla bla, bla bla bla (explicación del tema numero tropecientos mil uno)
Tía odiosa: ¡Uy! Pues a ver si va a ser hermafrodita..
Mi subconsciente: “censored”

Si si, habéis leído bien, eso me dijo, que haber si iba a ser hermafrodita, si es que lo sabia, sabia que me iba a decir algo que me sentaría mal, por que lo lleva en la sangre, le sale sin esfuerzo, pero hermafrodita… Mirar que soy poco violenta y que de verdad que soy todo zen y tengo infinita paciencia, pero si no llega a ser por que estaba en el trabajo y tenia las manos ocupadas con la compra, uff vamos a dejarlo… Por que no merece la pena cabrearse por esta mujer que tiene una ameba por cerebro.

Este es el ultimo incidente que hubo con el temita, por que al día siguiente nos dijeron claramente que lo que venia en camino era el pirata. Entonces comenzó un nuevo capitulo, con el comentario que mas se ha repetido desde ese día.

De los creadores de: “la ropa de niña es mas mona” y “las niñas son mas graciosas”, llega… “El mio se vio a la primera, tenia los huevos bien gordos”. De verdad perdonarme la expresión, ya sabéis que suelo escribir todo lo educadamente que puedo, pero quería dejar constancia del peso fonético real de la frase…
Esta orgullosa declaración de virilidad emitida por madres y abuelas a sido la que nos ha acompañado las ultimas semanas. Al parecer mientras antes se vea esa parte de la anatomía humana en una ecografia y mayor tamaño tenga en el momento de su formación, mas machote sera el niño resultante. Claro, que podía yo esperar de las reinas de los tópicos sexistas…
Ademas, seguro que muchas ya lo sabéis, pero los testículos no descienden normalmente hasta el tercer trimestre y en ocasiones, sobre todo al principio, se pueden confundir con los labios genitales de una niña, ya que estas los suelen tener un poco inflamados. Pero bueno a palabras necias oídos sordos.

Algún día haré un recopilatorio de topicazos del embarazo, como por ejemplo si tienes muchos ardores, darás a luz a Chewbacca, ¿Que os parece? ;D