Un clásico del primer embarazo es ponerse a buscar el carro mas molón del mundo. Y ay, como picamos… Con esos carros que se pliegan en libro, mas el asiento aparte, que ocupan media vida. Así que en algún momento, llamadlo vacaciones con maletero a tope. Llamadlo, tengo que llevar el carro a casa de mis padres cada vez que les dejo al niño. O también podéis llamarlo, quinto sin ascensor… Como os decía, en toda nueva maternidad llega ese momento de pasarse a la silla ligera, de paraguas, silleta o el nombre que cada cual prefiera. Y si bien con el cambio salimos ganando en espacio y ligereza, hay otras cosas que perdemos. Como espacio en la cesta y robustez. Y de esto te das cuenta en seguida la primera vez que vas a la compra con tu nueva y flamante silla ligera. Vas haciendo títeres con las bolsas y la silla y en la cesta ya no te caben. Así que optas por colgarlas del manillar. En ese momento pueden pasar dos cosas, si has comprado un par de chaquetas en rebajas, la silla va al suelo según tu hijo se levante. Si has comprado un saco de patatas, adiós silla y niño incluido. Pero ojo porque esto, por fin tiene solución. Se llama Ponny es el único sistema patentado en España para evitar que vuelquen las sillas de segunda infancia.

¿Os imagináis todos los chichones que puede evitar este sistema? Y que decir de todas esas barras de pan que nadie se comerá ya, por haber besado el suelo. Todos esos abrigos que tendrían que ir a la lavadora por haberse rozado con el asfalto. O ese tarro de tomate que se nos ha roto dentro de la bolsa pringandonos la agenda, que casualmente habíamos metido ahí.

Probamos el anti vuelco Ponny

¿Como nacio Ponny?

¿Os habéis preguntado alguna vez porque narices nadie había inventado nada para solucionar esto? Yo si, un montón de veces. Pues resulta que David y Leonor también. Así que de su propia necesidad como padres y de sus ganas de emprender nació el anti vuelco Ponny. Os cuento todo esto, porque muchas veces detrás de los objetos hay historias y personas bonitas y este es uno de esos casos. Y si ademas le añadimos que el anti vuelco Ponny es uno de los gadjets mas prácticos que podéis encontrar. Y con la garantía de estar inventado y probado por padres. ¿Que mas se puede pedir?

Probamos el anti vuelco Ponny:

Probamos el anti vuelco Ponny

Lo primero que me dijeron cuando recibí Ponny fue “tienes que darle uso, ponlo a prueba”. Y eso he hecho y después de dos meses probandolo tengo que decir que merece absolutamente la pena. De hecho apenas usaba la silla ligera porque pasaba mas tiempo en el suelo que de pie. Cada vez que el peque que la ocupaba se bajaba, tenia que cambiar las bolsas y abrigos, del manillar al asiento. Y me pasaban todas esas cosas que os he contado al principio. ¿Cuantas barras de pan se habrán ido a la basura?. Encima yo, que sabéis que tengo una nada envidiable atracción hacia las cacas de perro abandonadas en el suelo.

Esto con Ponny ya no me pasa. Me habría resultado practiquisimo con el primero. Pero ahora que somos familia numerosa, pasa de super útil a imprescindible. Solo las mochilas con las cosas de los peques hacían volcar la silla. Y ahora la puedo soltar y dejarla cargada tan pichi y a otra cosa mariposa.

Como funciona Ponny:

Probamos el anti vuelco Ponny

Quería deciros tantas cosas buenas del anti vuelco Ponny que al final casi paso por alto contaros algunos detalles del producto. Aunque Ponny es tan sencillo de usar, que con una imagen ya lo podéis conocer fácilmente. Os voy a explicar algunas cosas sobre el:

  • Es super sencillo de Instalar. De hecho os he dejado un vídeo en IgTv que no os podéis perder. Y tardo exactamente 3 minutos en instalarlo. Parándome a hablar y dando todo lujo de detalles. De normal lo quito y lo pongo en menos de un minuto.
  • Ponny no molesta una vez instalado. Cuando no se usa se abate hacia arriba y no estorba para nada. Tampoco interfiere en el plegado de la silla.
  • Es compatible con prácticamente todos los modelos de sillas ligeras del mercado. Podéis consultar la lista de compatibilidades aquí. Y si aun tenéis dudas, podéis contactarles y os atenderán a las mil maravillas.

Si aun os queda alguna duda sobre Ponny no dudéis en preguntarles. Porque de verdad que es de estas cosas que hacen la vida, mas fácil.