Por mucho que escuches todo tipo de historias, una no puede evitar hacerse una idea de como sera el día en que su pequeño venga al mundo. Y se mentaliza para un parto doloroso, largo, una episiotomia, incluso sin pensar demasiado en ello, que pueda no acabar de forma natural. Lo que una creo que nunca espera es que le separen de su hijo nada mas nacer, para eso, no estas mentalizada, nadie te advierte y tu jamas te esperas algo así. Así que, cuando después de pasar por todo lo malo que esperabas, te muestran a tu bebe 5 segundos y te dicen que vas toda la noche a reanimación y el a planta, a pesar de estar en un hospital donde aun siendo cesárea, tienen una zona en reanimación habilitada para que las madres puedan estar con los bebes, el mundo se te viene abajo y no puedes hacer nada, por que no tienes fuerzas para protestar, ni para demostrar que estas suficientemente bien como para que todo se haga de la forma normal. Te pasas toda la noche llorando, pensando en que te has perdido el “piel con piel”, la cara de tu pareja al verle por primera vez, la posibilidad de amamantar, por que tu hijo esa noche se alimentara con bibe (esto lo piensas pero es falso, os aseguro que se puede, aunque en ese momento no lo creas). Piensas que todo el mundo que estaba en la sala de espera habrá podido cogerle en brazos, todos menos tu. Y que tu pareja se queda también solo, en un momento irrepetible que debería ser para los tres. Y esto se convierte en un bucle nocturno, mezclado con cansancio y medicamentos.

Este podría ser uno de esos partos contados con detalle, que las primerizas encuentran en internet buscando tranquilidad y las deja mas preocupadas que antes. Así que no voy a explicar mas profundamente que fue lo que paso, nunca a sido la función de este blog, que alguien entre y salga desanimado de aquí.

Si os cuento parte de mis sentimientos esa noche, es por que también hago este blog un poquito para mi. Y por que sois muchas mamis y papis los que me escribís y much@s l@s que me habéis dado la enhorabuena y lleváis todo el embarazo preguntándome, a pesar de no conocerme de nada y por mucho que trato de escribir y expresar lo agradecida que os estoy, no me salen las palabras como yo quisiera.

Así que para que ninguna primeriza se vaya de aquí asustada o con mala impresión a pesar de mi desahogo, os diré algo que yo no sabia, pero que ahora si se, al igual que todas las que han sido madres. Os dirán que todo se pasa cuando veías a vuestro bebe, esto no es del todo cierto, os seguirá doliendo y tendréis ratos malos, pero cada día estaréis mejor, aunque os parezca mentira. Y nunca pensareis lo mal que lo habéis pasado por tener a vuestros peques, os aseguro que pensareis lo rápido que os habéis recuperado gracias a ellos, por que así sera, os levantareis de la cama por ellos, os cuidareis mas que nunca, a pesar de no tener ganas, por ellos. Y cuando todo se este pasando, os daréis cuenta de que sin esa razón, nunca os habríais recuperado así.

Un abrazo para todos y gracias por estar ahí y permitirme desahogarme de vez en cuando.