Hace unos días os hablaba sobre cosméticos prohibidos durante el embarazo. Hoy quería contaros como he sustituido esos productos, ya que usaba varios de ellos. Y como he variado mis rutinas de belleza y cosmética durante el embarazo. Como bien sabemos cada piel es un mundo, pero espero, al menos, daros algunas ideas. Recordad que la piel es el órgano mas grande del cuerpo. Ademas refleja mucho de lo que ocurre en el interior, es nuestro continente y como tal debemos cuidarlo. El embarazo y postparto suele ser un momento en el que la descuidamos y precisamente es uno de los peores momentos para hacerlo. Cambios hormonales, piel mas sensible, mayor foto sensibilidad, etc… Hay muchos cambios que experimentaremos y que es bueno tener en cuenta para que no permanezcan a largo plazo.

Cosmética durante el embarazo:

Cosmética durante el embarazo primera parte

El paso mas importante, la prevención:

Si hay un articulo de cosmética imprescindible durante el embarazo y no solo durante el embarazo. Es sin lugar a dudas la protección solar. Porque la manera real de cuidar la piel, es protegerla. Olvidaros de despigmentantes, de antiarrugas, etc, no existen milagros. Lo verdaderamente importante es la prevención. Es infinitamente mas fácil prevenir un problema en la piel, que solucionarlo. Y para ello debemos protegerla de agresiones. Y una de las mayores agresiones para la piel, es exponerla al sol. Hay mucho mito acerca de que los protectores solares tienen en su composición productos que son nocivos durante el embarazo. Eso ha generado una mala fama, que hace que muchas mujeres no se protejan como es debido. Pero la realidad es que los protectores solares se quedan en la parte superficial de la piel y no penetran en las capas inferiores, de forma que no suponen ningún peligro. Es cierto que muchas de las manchas en la piel durante el embarazo son de origen hormonal. Pero de esta forma prevenimos todas cuyo origen sea el sol. Ademas insisto, la protección solar no es solo imprescindible durante el embarazo. Debe formar parte de la rutina de toda la familia.

Lo he puesto el primero porque para mi es el mas importante, pero a la hora de aplicarlo, seria el ultimo producto justo antes del maquillaje.

Uno de mis favoritos es el protector solar Heliocare 360º spf50 oil-free. Me gusta porque no me resulta muy pesado, puedo maquillarme después sin problemas. Y no pareces un fantasma en las fotografías, que si que es unos de los fallos de la protección solar alta. Fue una magnifica recomendación de mi amiga Toñi Espin MakeUp.

Limpieza:

Cosmética durante el embarazo primera parte

Otra forma de prevención es una correcta limpieza. Maquillaje, contaminación, impurezas, etc… No dejan respirar nuestra piel debidamente y pueden ocasionarnos problemas. Una correcta limpieza puede prevenir muchos problemas faciales. A estas alturas esta demás decir lo absolutamente perjudicial que es no desmaquillarse correctamente. Y que si no hay una profunda limpieza antes de usar el resto de cosméticos, estos perderán efectividad. A mi particularmente me gusta la doble limpieza. Primero usaríamos un producto graso, que puede ser una manteca o un aceite, para desmaquillar y después alguna solución jabonosa para retirar los restos. La limpieza ademas ayuda a equilibrar nuestra piel, cosa que durante el embarazo nos puede resultar complicada.

En un periodo en el que la piel esta mas desequilibrada y sensible, como el embarazo. Yo os recomendaría usar productos suaves y delicados con la piel, como pueden ser los limpiadores tipo mousse. Yo en mi caso, uso directamente aceite de calendula 100% natural para desmaquillar. Aunque actualmente también uso algunas mantecas como la de The Body Shop. Y después utilizo el jabón natural de marula y tamanu de Madre Labs para retirar los restos. Que ademas tiene partículas exfoliantes muy suaves y agradables al masajear. Me gusta aplicarlo con una esponjita de Konjac.

Os doy un truco, normalmente secamos la cara con la toalla de lavabo. Que igual ya hemos utilizado para secarnos las manos y pueden haber quedado impurezas que no nos interesa que se fijen a la piel tras la limpieza. Un método genial para secar el rostro tras limpiarlo son las muselinas de bebe. Son 100% algodón o bambú, muy suaves y secan super rápido.

Exfoliación:

Exfoliar también es un paso imprescindible. El problema es que, como ya tratamos en la entrada anterior. Los exfoliantes mas eficientes que hay son los ácidos, que no están recomendados durante el embarazo. Así que nuestra alternativa es sustituir la exfoliación química, por la exfoliación mecánica. Y aquí tenemos dos opciones.

Los cepillos de limpieza. Y tengo que decir, que particularmente he usado varios y no es mi forma preferida de limpiar ni exfoliar. Para mi resultan excesivamente agresivos. Y aunque tengan velocidades, es mucho mas difícil de controlar la intensidad que con los dedos o una esponja. Ademas hay que ser muy exhaustivos con su mantenimiento, ya que al ser plástico, a sus cerdas se adhieren con facilidad sebo, impurezas y restos de productos. Que junto a la humedad, son el caldo de cultivo perfecto. Hay que limpiar y secar los cabezales correctamente tras cada uso.

Mi opción favorita son los exfoliantes de partículas. Pero hay dos cosas que tenemos que tener en cuenta. La primera que también pueden contener ácidos u otros componentes químicos no aptos durante el embarazo. Y la segunda que las partículas sean biodegradables, como las de origen natural. No como las bolitas de plástico que como sabemos, son muy contaminantes.

Hasta ahora estaba usando el exfoliante de Desert Essence. Pero puede que se quede un poco corto cuando estas acostumbrada a otro tipo de exfoliación. Así que en los últimos días me he pasado al exfoliante de vitamina C de The Body Shop. Es un poco mas abrasivo sin llegar a ser irritante y tiene el plus de la vitamina C.

Como este post sobre cosmética durante el embarazo quedaba muy largo, pero quiero explicarlo bien. Dejo la parte de los tratamientos, tónico, serum, crema, etc… Para una segunda entrada que os traeré próximamente. Espero que os haya gustado esta primera parte y podéis dejarme cualquier duda en comentarios. ¡Feliz Embarazo!.