Ranking Madresfera

Mucha gente se pregunta como saber si unas costillas están bien hechas. La respuesta es fácil. El hueso se ha de desprender solo. Como ocurre con estas costillas a la miel en olla lenta.

Lo que necesitamos es que nuestras costillas queden jugosas pero doradas. Esa textura tan reconocible en la cocina americana. Pero que con nuestras preparaciones tradicionales, no conseguimos imitar. Te voy a contar el secreto para conseguirlo.

Costillas a la miel en olla lenta

Si aun no tienes un slow cooker, o lo que es lo mismo una olla lenta. Ya estas tardando en hacerte con ella.

COSTILLAS A LA MIEL EN OLLA LENTA

INGREDIENTES:

  • 1,5kg de costillas de cerdo.
  • 2 cucharadas soperas de miel.
  • 2 patatas medianas.
  • Romero fresco o seco.
  • Aceite de oliva virgen.

ELABORACIÓN DE LAS COSTILLAS A LA MIEL EN SLOW COOKER:

La preparación de las costillas a la miel no puede ser mas sencilla. Para empezar, embadurna el costillar con miel. La forma mas sencilla es con las manos. Añade sal y romero al gusto.

Lava y corta las patatas sin pelar. Úntalas con un poquito de aceite. Sal y romero.

Coloca el costillar formando un circulo en la cubeta y en el centro coloca las patatas. Enciende la olla lenta y programala 7 horas en la función lenta/slow. Evita la función «warm» durante mucho tiempo, ya que puede resecar la carne.

TRUCOS PARA LA RECETA:

Te dejo una versión de costillas a la barbacoa para que queden jugosas en horno.

Si tienes dificultad para extender la miel, deshaz una parte en agua templada, añádelo al resto y remueve. No caigas en la tentación de calentar la miel en el microondas para que este mas liquida. Solo conseguirás quemarla y que cristalice aun mas. Ademas varia el sabor.

Prueba también esta receta de pollo con calabaza.

Si te gusta que las patatas queden menos duras y no absorban grasa de las costillas, envuélvelas en papel de aluminio.

El romero le da un toque espectacular, pero si no te gusta. Puedes prescindir de el o elegir otra especia.