Cuando digo que tengo menos trabajo (proporcionalmente hablando) con dos que cuando solo tenia uno, la gente me pone cara de poker. Yo lo entiendo, pero es totalmente real. Y es que no son pocas las diferencias entre el primer y segundo hijo. No es que, como dicen por ahí, el segundo se crié solo. Pero para cuando llega el segundo ya tienes la carrera de padre y/o madre. Después del segundo ya te has doctorado.

Los que tengáis dos o mas peques sabréis de lo que hablo. Los que no lo sabéis pero estáis pensando ampliar la familia, tened en cuenta que tener experiencia os va a ayudar un montón. Es cierto que muchos me contáis que con el segundo fue peor. Porque el primero era tranquilo y el hermano es un terremoto. Pero imaginad de haber sido al revés y que el terremoto fuera el primogénito… Pues si, la experiencia, como se suele decir, es un grado. Y ambas maternidades son diferentes, pero igual de maravillosas.

Diferencias entre el primer y segundo hijo:

Os voy a hablar de las que para mi son la principales diferencias.

Diferencias entre el primer y segundo hijo

  • Comprobar si respira.

A ver cuantos os reconocéis en esta situación. El bebe por fin dormido, de repente te entra una imperiosa necesidad de saber si esta respirando. Así que independientemente de si colechas, duerme en tu cuarto o en el suyo. Te pones a hacer el ninja, con lo que tu crees que es el mayor de los sigilos. Le pones la mano en la tripa, como si ese fuera el lugar de los pulmones. Y voila, bebe despierto. Esto con el segundo no, no lo haces, ni de coña, porque ademas esta el regalo extra de que el bebe despierte al mayor y entres en un bucle nocturno bastante indeseable.

 

  • ¿Merece la pena dormirse?

Esto también es muy común con el primero. Llega la noche, con la que desde que eres padre tienes una relación amor odio. El bebe come, de hecho se duerme comiendo. Pero tiene la virtud de hacerse una de esas cacas que calan hasta el colchón. Lo cambias a el y todo lo demás. Haces un esfuerzo supremo para dormirle. Porque es sabido que cagar no les relaja si no que les activa, cual subidón de adrenalina. Lo consigues y en ese momento…

Se te enciende mentalmente el cronometro mas estúpido y cabrón malvado que existe. Empiezas a pensar, si suele pedir de comer entre dos horas y media / tres horas. Te has tirado media hora para cambiar pijama, sabanas, etc… Otra media hora para dormirle. Ahora se te ha quitado un poco el sueño. Tienes ganas de ir al baño y sed. Probablemente tardes un rato en dormirte, pero… ¿Te vas a dormir si cuando lo consigas, quedara poquísimo para que se vuelva a despertar? Si es peor dormir 10 minutos y que te obliguen a despertarte, que directamente no dormir.

Bueno, ya sabéis como acaba esto, pues con el segundo no pasa. Con el segundo cada pequeño instante es oro que no vas a desperdiciar. Te cambia el chip y piensas, madre mía, prepárate Morfeo, porque no voy a caer, me voy a estampar en tus brazos. ¡Doce minutos seguidos!. El que no se consuela es porque no quiere.

  • No son tan blanditos como tu creías.

Cuando veas como trata el mayor al peque y descubras que la única reacción de este es reír a carcajadas. Todo esto mientras tu corres hacia ellos en modo pánico. Te darás cuenta de que has subestimado su resistencia.

  • Descubriendo nuevos sabores.

La verdad que nosotros con el pirata teníamos el handicap de ser alérgico a la proteína de leche de vaca. Así que teníamos que inspeccionar todo lo que comía. Pero recuerdo que me sabia de memoria la fecha de introducción de todos los alimentos. El peque sin embargo se merienda las cosas que le da aleatoriamente su hermano. En ocasiones para que creamos que se lo ha comido el… No se trata de alimentarles mal o darles cosas que no corresponden. Pero tampoco es que te vayas a asustar si le ves degustando unos macarrones con 6 meses.

Diferencias entre el primer y segundo hijo

  • El mejor maestro.

Siempre se dice que los segundos son mas espabilados. Yo cambiaría el “son” por “están”, ya que no se trata de una cuestión de personalidad o habilidades. Esta mas relacionado con nuestra experiencia y el modo en que relajamos la sobre protección con el segundo churumbel y posteriores. Pero mas que con nada, tiene que ver con la relación entre hermanos. Con la observación que hace el pequeño del mayor y como este sirve de modelo de aprendizaje. Y si, tal como estaréis temiendo, lo primero que aprenden de sus hermanos mayores son las travesuras.

Y vosotros ¿Cuales pensáis que son, o serán las principales diferencias entre el primer y segundo hijo?