Pues si, por fin, ya tenemos en casa al peque. Después de varios intentos y muchas vicisitudes, ya podemos decir que nos fuimos tres y volvimos cuatro.

Esta vez me ingresaron en la semana 41 por que no me ponía de parto. En vista de que tenia una cesárea anterior, debían controlarlo. Tenia prevista la inducción para el día siguiente, pero esa misma tarde rompí aguas.

¡Por fin está aquí!

Casi doce horas después, muchos pujos y ya en el quirofano preparada para una segunda cesarea, en un ultimo empujón, quiso salir. Y a pesar de que la recuperación, por distintos factores (espátulas, episiotomia, etc..), no esta siendo muy buena, no puedo expresar lo feliz que me hace haber podido experimentar un parto vaginal. Y no repetir la separación que viví en el parto del pirata.

El peque nació perfecto. Yo pasado casi un mes ya estoy casi bien, nos deja dormir bastante y el pirata de momento no parece tener demasiados celos, así que no puedo estar mas feliz.

Quería compartir todo esto con vosotros. En especial con los que siempre estáis ahí y me habéis demostrado vuestro cariño en todo este proceso, a pesar de no conocerme de nada.

¡Abrazos y besos para todos!