Ya hace unos meses desmentimos algunas afirmaciones negativas acerca de las sillas a contramarcha. Hoy vamos a romper uno de los mitos mas extendidos. Y es que hay mucha gente que, erróneamente, piensa que no caben bien las sillas a contramarcha en coches pequeños. Y es que afirmar esto así a bulto, es un poco osado. Si bien es cierto que dependerá de la silla y del coche, hay formulas para viajar acm en prácticamente todos los coches que se comercializan. Por ello, recomendamos acudir a una tienda especializada. Donde asesores expertos en viajar a contramarcha, no solo resolverán vuestras dudas. También probaran directamente las sillas en vuestro coche y a ser posible con vuestros peque. Todo esto esta muy bien, pero os preguntareis como voy a romper el mito solo con palabras.

Sillas a contramarcha en coches pequeños:

Pues muy sencillo, voy a romper el mito con hechos. Y  es que resulta que se nos ha dado estos últimos meses una condición que no esperábamos. Y es que el papa novato tiene coche nuevo. Por un lado esta genial, pero ¿Que sucede?. Pues que como está pensado para su trabajo, es un coche extremadamente pequeño, para que resulte dinámico por ciudad y sea fácil de aparcar. Al final, como deja al pirata de camino en el cole y recoge a los peques si están en casa de abu y nana. Pues resulta que le da muchísimo uso con los peques. Así que el “huevito” como le llama el pirata, a venido para quedarse y el coche grande esta olvidado en el garaje.

Todo esto ha coincidido con que teníamos que cambiar al pirata de silla, por tamaño. Y ante unas expectativas nada halagüeñas y tras leer de todo en las redes. Nos plantamos en una tienda especializada, sin duda, para mi, la mejor opción para comprar sistemas de seguridad infantil. Y bueno, en unos minutos estaba resuelto el problema. Ademas justo con el modelo de silla que yo quería, puesto que es la que le asegura al pirata viajar mas tiempo a contramarcha.

Y para que veáis que no me lo invento, aquí van unas fotillos para demostraros que caber, caben. después de las imágenes os dejo algún dato más.

Sillas a contramarcha en coches pequeños

Como podéis ver, el coche es un 3 puertas, concretamente un DS3. Es bastante canijo, aun así llevamos en la parte trasera dos sillas a contramarcha. El pirata lleva una Kipplan Triofix detras del asiento del copiloto y el piratilla lleva una Britax/Römer (no recuerdo el modelo exacto), detrás del conductor. Las sillas entran perfectamente y nosotros como vais a ver ahora, también.

Pues aqui me teneis tan agusto. Como podéis ver, voy tan agusto, las piernas estiradas y la espalda inclinada. Si quisiera ir más inclinada, aun puedo echar el asiento un punto hacia delante. Yo mido 1,70cm y el papá novato 1,80cm. Ambos vamos perfectamente, teniendo en cuenta todo lo cómodo que se puede ir en un coche pequeño, independientemente de llevar o no sistemas de retención infantil.

Nos preguntáis mucho sobre cómo metemos a los peques en el coche. Espero poder grabarlo más adelante, pero os lo explico. Echamos el asiento del conductor totalmente hacia delante, el pirata pasa y se sienta solo. El que monte a los peques, pasa después, apoyando su espalda contra el respaldo del asiento del conductor y monta al piratilla por el centro, entre las dos sillas. Abrocha a ambos y listo. Así escrito parece más complicado, pero no se tarda nada. Es incluso más rápido que cuando montamos a los peques en el coche grande, que hay que ir primero por una puerta y después por la otra.

De todas formas, en nuestro caso ya teníamos la silla del piratilla, que es heredada de su hermano. Pero se puede optar por poner una silla giratoria, que gira para facilitar aún más la tarea de montar a los peques.

Cosas a tener en cuenta:

  • Esto que os pongo, es un ejemplo para desmitificar que en los coches pequeños, no caben las sillas a contramarcha. Pero el ejemplo de mis sillas no vale para todo el mundo. Para cada coche y familia, valdrán unas sillas u otras. Como dije antes hay sillas que giran, también hay sillas más compactas que las que yo llevo. Además el tipo de silla tambien dependera de la edad y talla de vuestros peques. Después cada coche es un mundo, no solo en espacio, la inclinación de los asientos, su forma, etc… Son factores que influyen en que determinada silla nos valga o no. Además, por supuesto, los peques tienes que ir cómodos. Las sillas tienen que reclinar correctamente para que no se les caiga la cabecita, etc… Por ello, repetimos de nuevo, la mejor opción siempre, es ir a un punto de venta especializado en sillas a contramarcha. Donde os puedan probar los diferentes tipos de silla, en vuestro coche y con vuestros peques. Además de enseñarnos a instalarla correctamente.